Problemas con las tuberías

Problemas con las tuberías

En este post hablaremos sobre aquellas situaciones tan incómodas que se pueden dar en el hogar como pueden ser, por ejemplo, una fuga de agua o un atasco en las tuberías.

Las tuberías son una parte muy importante de nuestras viviendas, pues por ellas corre el agua de toda la casa. Por este motivo, es totalmente necesario cuidarlas día a día y proporcionarles un buen mantenimiento. Acciones como tirar restos de alimentos o grasas a través del fregadero tendrán una terrible consecuencia, pues provocarán un tremendo desgaste. Al final, habrá que solicitar los servicios de cualquier fontanería para que se encargue de los posibles desatascos.

Causas más comunes de las fugas de agua:

Las principales causas que llevan a estas situaciones, por lo común, son dos: en primer lugar, el deficiente uso de la instalación, pues si no está en constante uso tiende a estropearse; y en segundo lugar, la falta de mantenimiento. Como dijimos anteriormente, es muy importante mantener al día todos los niveles de calidad cuando se trata de este tipo de materiales. Según estudios realizados por varias empresas del sector, el gasto puede rondar alrededor de los 180 euros aproximadamente, por lo que conviene tenerlo todo controlado para no llegar hasta esos extremos de gastos.

Consejos para evitar estas situaciones:

Uno de los consejos más importantes para evitar las fugas es dejar bien cerrados todos los grifos del hogar, para que así no se dé ningún tipo de fuga por accidente propio. Por otro lado, también se debe realizar una supervisión del contador del agua, pues si la rueda de este se mueve y los grifos están bien cerrados, esto querrá decir que existe una fuga interna dentro de la instalación.

Si, pese a todo, los problemas continúan, la mejor opción es acudir a un servicio de fontanería profesional.